ARTÍCULO: Catherine Deneuve.

Encarnación de Marianne, el símbolo de la República Francesa, rostro y figura de Chanel, amada por grandes modistos, Yves Saint-Laurent en especial, actriz todoterreno con más cincuenta años de carrera y de más de 120 títulos cinematográficos a sus espaldas, Catherine Deneuve ha sido, lo es aún, una especie de embajadora sin embajada de la Francia más cosmopolita y de alcance mundial.

Tras trabajar con una extensa nómina de muchos de los directores  más prestigiosos del cine moderno y contemporáneo (R. Aldrich, Manoel de Oliveira, Marco Ferreri, Dino Risi, J. Demy, Luis Buñuel, F. Truffaut, A. Téchiné, Roman Polansky, M. Bolognini, Tony Scott, Claude Lelouch, y otros), es una de las estrellas más internacionales del séptimo arte de los últimos cincuenta años.

C. Deneuve nace en 1943 en el seno de una familia dedicada al mundo del espectáculo, un padre, Maurice Dorléac, actor con cierta tendencia filonazi, y Violet Deneuve. Recibe su educación en un colegio católico pero siempre ha preferido definirse como atea.  Su hermana, Françoise Dorléac, actriz juvenil, vibrante y encantadora, mantenía con ella una  hermosa complicidad   que las llevó a actuar juntas en el film Les demoiselles de Rochefort (1957). La fuerte conexión entre ambas hermanas, nunca amenazada por la rivalidad en el ambiente cinematográfico, se rompió abruptamente en un accidente de automóvil en el que Françoise murió en 1967.

De signo Libra, con ascendente Capricornio, los vaticinios astrológicos ya muestran una doble faceta de su personalidad: abierta y seductora, por un lado, fuerte y directa por otro. la Catherine Deneuve seria, concienzuda y clara de muchas de su películas se transforma en su esfera particular en alguien con buen humor, rebelde, viva y vivaz, que se mueve con agilidad, opina con rapidez, otea la vida con ambición y expresa con sencillez su variado mundo emocional. Una mujer exitosa, con una personalidad que atrae por la sutil combinación de su belleza serena y su forma de ser reservada y cercana a la frialdad. Quienes la creen seria, hosca  y muy organizada tendrían que descubrir su lado desordenado, poco vulnerable y caprichoso.

Ha tenido dos hijos (Christian y Chiara), sin casarse, de dos hombres diferentes, Roger Vadim, cuando ella contaba 17 años, y Marcello Mastroiani, tras rodar con él Angustias de un querer , una relación de tres años y cinco películas juntos(1972) . Entre ambos se casó con el fotógrafo David Bailey en 1965 del que se divorciaría cinco años después. Su hija Chiara, explica así la legendaria frialdad de su madre: “La gente piensa que mi madre es fría, pero no lo es. Es hermética y tímida, pero muy carismática, por lo que es difícil ver su parte más íntima”. A la actriz no le gustaba el tono sentimental con el que se hablaba de su fragilidad, pero su atractiva y serena frialdad en la pantalla quizá fuera un acicate para que muchas mujeres solitarias, perdedoras, llegaran a identificarse con aquellos de sus personajes que no cedían sus trabajos o su actividad por una relación sentimental. “No creo que una mujer lo pueda ser todo para un hombre, yo no podría estar con un hombre que no pudiera vivir sin ella a su lado “, declaró en una ocasión.

Y Gerard Depardieu, francés como ella, comentó una vez: “Catherine es el hombre que a mí me hubiera gustado ser”.

Nestor Almendros conoció a la Deneuve durante el rodaje de El niño salvaje(1969), de Truffaut, una actriz singular, según declaró años más tarde, que proyectaba una imagen de mujer distante y fría, pero que en el trato personal era todo lo contrario. “Campechana y sencilla, con muy buena educación…se notaba que venía de buena familia. Viéndola en la pantalla nadie imaginaría que en la vida real se viste de forma muy corriente y nunca tiene ese aire de gran dama con que a menudo aparece en el cine”. Almendros también hablaba de los hobbys de la actriz:  arreglar aparatos eléctricos y la lectura, pero también la política. Decía que lo que más le sorprendía en ella era ver cómo se volvía más y más bella con el paso del tiempo. (N. Almendros,  afamado director de fotografía dentro del mundo del cine, que  trabajó con grandes directores; ganó un Oscar por Los días del cielo, de T. Malick y fue nominado otras tres veces.)

En los años 80 pareció que la actriz quería renovar su vida. Tenía alrededor de 40 años, seguía trabajando con directores de nivel, rodaba anuncios de Chanel, trató de poner en marcha unas empresas, de joyería y de perfumes, y sintió, quizá por primera vez, que ella, que se dejaba llevar,  podía valerse por sí misma haciendo otras cosas, que podía no depender exclusivamente del rodaje de películas.

En 1992 recibió su única nominación para un Oscar  por su interpretación en la película Indochina. En 1994 formó parte del jurado del Festival de Cannes. En el año 2006 presidió el jurado del Festival de Cine de Venecia. Y seguía rodando películas. Le gustaba la noche, el intimismo, salir y rodearse de cercanos, dilapidar energías hasta altas horas de la noche. Hacia 2018, temporada tras temporada de rodajes, festivales cinematográficos y todo tipo de festividades, la actriz, setenta y seis años ya, comía y bebía sin moderación, visitaba mercadillos o se dejaba fotografiar en largas sesiones con ropas íntimas o muy cortas, hasta el punto de que los estragos que empezaban a insinuarse en su silueta la obligaban a cubrirse con capas de seda y armiño. En 2019  subasta una parte de su colección de prendas diseñadas por Yves Saint Laurent, un modisto con quien mantiene la relación desde 1965, cuando ella tenía 22 años;  la venta de los 129 vestidos y complementos alcanzó una cifra de 900.625 euros.  Su última aventura cinematográfica hasta entonces , La verdad, del coreano H. Koreeda, tenía tintes autobiográficos, abrió el Festival de Venecia de 2019. Catherine Deneuve acudió al certamen acompañada de Juliette Binoche, su hija en la película.

Unos meses más tarde, noviembre de 2019, la actriz fue hospitalizada en estado grave tras un accidente cerebrovascular isquémico muy limitado y reversible. Se encontraba en las afueras de París, rodando una nueva película, cuando tuvo que ser conducida por una ambulancia a un hospital donde los servicios de urgencia la encontraron lo suficientemente grave como para ordenar un internamiento preventivo con el fin de estudiar con calma su estado de salud.

Todo el mundo sabía que el alcohol terminaría haciendo de las suyas en una mujer de su edad, que había ganado muchos kilos. Con el estreno de dos películas recientemente y el rodaje de la actual en menos de un trimestre, la actriz había comenzado una temporada con muchas otras actividades y una  vida social intensa, participando en debates de diversa índole y con un incansable apetito, no siempre saciado en la cocina. Es una mujer muy entera, al decir de sus vecinos,  pero come, bebe, ama y trabaja demasiado”. Su intensa vida amorosa con sucesivos  compañeros de rodaje dejaba paso siempre a unas ganas de vivir muy intensas.

La salud no ha sido la única razón por la que C. Deneuve ha sido noticia en los últimos años. La  rubia de hielo, como la llaman algunos,   encabezó un manifiesto que ponía en tela de juicio el movimiento #MeToo,  defendiendo el “derecho de los hombres a importunar” y denunciando la campaña de delaciones contra los hombres como si todos fueran unos cerdos. Eso ocurrió hace apenas un año y quizá así empezara a borrarse lo que fue para toda una generación: la encarnación del amor y una de las más grandes seductoras que se recuerdan.

En junio de 2020, sin embargo,  la actriz ha vuelto a la carga tras el ictus sufrido el año anterior. La estrella regresó al rodaje de ‘En su vida’, la película de Emmanuelle Bercot, cuya producción se vio interrumpida por el agravamiento de su salud. La actriz, sin embargo, toda una vida en las pantallas,  sigue siendo desde los años 60 un icono  de la sexualidad y la modernidad .  En la pantalla y en la vida real.

SOLO ES CAPAZ DE COMPORTARSE CON DELICADEZA QUIEN TIENE NECESIDAD DE ESA MISMA DELICADEZA. (Hermann Hesse)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .