ARTÍCULO: Los pinares de rodeno, patria del resinero

CRUZAS la provincia de Cuenca a través de una carretera sinuosa que te conducirá a Albarracín. En el camino lidiarás con su serranía a través de pequeñas poblaciones (Paredes,Uña…), parajes asombrosos (Venta del Diablo, Embalse de Toba…) y decenas de angostas curvas que sortearán la Hoz del río Júcar, una entalladura en el paisaje rocoso por la que su cauce se abre al valle. Por allí cerca nacen otros ríos, como el Cuervo, serpeante, y el Tajo, llamado a morir en la costa portuguesa. Enormes masas de rocas calizas te rodearán por todas partes.

Más tarde, tras dejar a un lado el camino hacia Teruel, accederás al entorno de Albarracín. Frías de Albarracín, Calomarde y un túnel excavado en la pura roca te darán acceso a la población señera de una llanura cercada por los Montes Universales. Enseguida apreciarás el casco antiguo, sobre la peña, como un pequeño belén de Navidad; a un lado la alcazaba árabe, herencia de su pasado musulmán y bereber, en el otro lo que queda de las antiguas murallas que rodeaban la pequeña ciudad. No dejes de visitarla más adelante, te sorprenderá. Pero ahora sigues camino hacia un espacio protegido que recibe el nombre de Pinares de Rodeno.

Las sierras rocosas que albergan el conjunto de Albarracín y otros 23 pueblos a su alrededor, conforman un lugar esplendoroso para el experto en geología, el historiador concienzudo, el apasionado por el mundo vegetal, el antropólogo a quien no le es ajena ninguna manifestación del desarrollo humano o el enamorado del arte y la arquitectura que lucha por la conservación y restauración de sus bellísimos y centenarios edificios. Y, por descontado, para toda persona curiosa que se sienta atraída por muchas de las manifestaciones de la comunicación humana y del desarrollo de la vida del hombre sobre uno de los bellos los rincones que podemos observar en el planeta. Un paisaje harto hermoso bajo el sol y dificultoso por lo escarpado en los días de niebla o en la semioscuridad. El eco entre las montañas resulta sobrecogedor en los días de tormenta, cuando empieza a tronar.

En las rocas y peñascos se aprecian rastros de la historia ecológica del período Jurásico, quinientos millones de años atrás. Hace doscientos millones todo ese territorio estaba ocupado por el mar y al desaparecer este se depositaron diferentes capas de arenas y gravas, apreciables a simple vista, que han dado lugar a areniscas rojas de formas excéntricas y caprichosas. La erosión interior y la exterior han ido dejando insólitos detalles en forma de anillos, clochas y raros agujeros y alveolos tipo panal de abejas. La Orogenia, como digo, tiene en los pinares de rodeno un excelente punto de observación y aprendizaje sobre la historia geológica del planeta.

El suelo de los pinares está formado sobre un substrato de arenisca roja, llamada rodeno  por el colorido rojizo aportado por el hierro Ocupa una amplia zona montañosa de la parte aragonesa del Sistema Ibérico moldeada por cuarcitas, pizarras, sílices, materiales calizos y capas de yeso rosáceo que prestan su color a las rosáceas fachadas de los edificios de los pueblos colindantes. Flora, fauna, arte prehistórico y geología conforman un paisaje singular,

La principal especie de pino que habita en los alrededores es el pino rodeno, un raro ejemplar que se caracteriza por presentar una altura mediana y una áspera corteza de color rojizo. El conjunto lo forman cerca de 20 kilómetros cuadrados de pino resinero. Al pino rodeno le acompañan en diversas alturas de la montaña otras especies de pino, como el negral, el silvestre y la sabina. También abundan especies características como el enebro común , la jara, el brezo o la lavándula. Y algunas aromáticas ( romero y  tomillo). Además se pueden  hallar numerosos ejemplares de rebollo y roble albar, acebo, guillomo y espino albar. En las zonas calizas, más elevadas,   (de 1300 a 1600 metros) el pino rodeno da paso al pino negral, al pino carrasco y a bosquecillos de sabinas.  Hasta dos mil especies de plantas han llegado a identificarse entre el rodeno.

Los pinares de rodeno turolenses son un extraordinaria muestra de  biodiversidad: jabalíescorzosciervos y ardillas entre los animales terrestres; entre las aves destacan, según la altura del roquedo, los buitres, águilas calzadas, el búho chico, el halcón peregrino, el gavilán o el cernícalo. En primavera, las laderas de la sierra se llenan de miles de mariposas, cuentan quienes han tenido la fortuna de observar el maravilloso espectáculo de colores y formas de los diferentes ejemplares.

Hacia el año 6.500 a.C. los pinares estaban habitados por  una sociedad nómada, cazadora y recolectora, que pintaba y grababa en las paredes más abrigadas de las rocas escena de caza, caballos, dibujos simbólicos y de figuras humanas estilizadas. Aún quedan unas pequeñas muestras que, milagrosamente,  se han conservado hasta hoy. Podrás contemplarlas en tu paseo por el pinar, detenerte  e imaginar.

Luego llegaron los celtíberos, después los romanos, con sus excavaciones en las rocas y hasta un acueducto del que aún pueden observarse unos cortos restos en arco custodiados con buen tino en la cercana población de Gea de Albarracín.

En la época medieval había en la zona 7000 Ha de pino rodeno. Hoy en día existe una comunidad de 23 pueblos que  explotan la ganancia comunal de los recursos del bosque en la que la corporación de Albarracín ocupa una posición preeminente (el 50% en cualquier votación al respecto).

Hasta bien avanzado el siglo XX, la población vivía de la explotación de la resina y de la trashumancia.

Año tras año, avanzado el otoño, grandes rebaños de ovejas de raza merina, vacas y toros conducidos por 3 o 4 pastores salían a pié bajo la lluvia, la nieve y el frío   desde los pastos propios hasta llegar a Jaén. Las cosas han cambiado en la actualidad: la explotación de la resina, sustituida por otros materiales, ha decaído notablemente y hace más de 30 años que no se lleva a cabo la trashumancia con el alto número de rebaños que se movía anteriormente.

También ha decaído en gran medida la extracción de la resina, empleada para gomas, cauchos, impermeabilizantes para barcos y construcción, o la fabricación de trementina o aguarrás; tanto que hoy en día se plantean aprovechar la madera de pino para usos industriales e irla sustituyendo por plantaciones de especies que, como el roble, puedan ser aprovechados para la captación de CO2, algo que parece que habrá de tener un gran desarrollo en el mundo en los años venideros.

¿En qué consistía en aquel tiempo el oficio de resinero?

Primero se repartía en Marzo el monte (5000 a 6000 pinos por hombre), para preparar los pinos y abrir las calles. Se le hacía al árbol una hendidura o grapa con el hacha de resinero para que sangrara la resina a través de la herida de unos 20 centímetros. Cada diez días se renovaba la herida para que siguiera manando y se empezaban a recoger las cestas que se habían colocado para recoger la resina volcándolas a un solo recipiente. De abajo hacia arriba en el tronco, subiendo por el roñal abierto en el árbol. Se continuaba el trabajo durante cinco o seis años por todas las caras de cada uno de los pinos.

Así discurrió la vida durante siglos en la comarca. Hoy día Albarracín ha ganado en importancia desde el punto de vista turístico y medioambiental. A escasos kilómetros de los Pinares de Rodeno (donde, por cierto, existe un Centro de Interpretación que ofrece un excelente servicio), los espacios y tesoros de Albarracín y sus hoteles, restaurantes y bares, ofrecen al visitante un cómodo relax tras el recorrido por la naturaleza y los paisajes del lugar.

En el Centro de Información del pueblo- tutelado por la extraordinaria labor de la Fundación Santamaría de Albarracín- explican puntualmente mil y un detalles históricos de los edificios centenarios, museos, catedral, castillo, murallas y arquitectura mudéjar, tan perfectamente conservados. El paseante se sumerge en un estado de ánimo que oscila entre la sorpresa que producen sus estrechas y empinadas callejuelas y el aroma medieval que destila el color rosáceo de las fachadas de las casas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s