ARTÍCULO: EL CASO MARADONA

El ídolo mundial de antaño, leyenda argentina, barcelonista y napolitana, hoy es apenas un ídolo solamente en su propio país. El genial futbolista, el excepcional gambeteador, sucumbió hace tiempo al abuso y las tentaciones de la fama y lo efímero que convierten a los mitos vivientes en juguetes rotos y dignos de conmiseración.
Debe ser duro ser estrella rutilante en el mundo del futbol-espectáculo y persona natural, sencilla y espontánea, en la vida normal. Lo que Budd Schulberg describió magistralmente en su excelente novela “Más dura será la caída”, se repite con frecuencia en los deportes de masas, en el cine, la prensa rosa y la televisión. Diego Armando Maradona es un ejemplo más; a Diego le ocurrió lo mismo que a otros mitos argentinos, un ex -boxeador Monzón, invicto en el cuadrilátero, pero que asesinó a su mujer y terminó en la cárcel, o un famosísimo cómico de apellido Olmedo, arrojándose desde las alturas de su enorme apartamento en medio de la lluvia. Nuevos ricos, famosos, carnaza para los medios, esclavos de la adulación. Niños grandes incapaces de crecer, zarandeados por el genio que llevaban dentro pero que nunca eran incapaces de sujetar. Vienen de los suburbios, barrios de casas bajas, calzan zapatos rotos en los inviernos más fríos, viven entre la mugre y la suciedad, y de pronto saltan al apartamento de lujo, conducen lindos Ferraris, nse los rifan las mujeres y les rodea el clamor. Pero no conocen las reglas, no saben que hay límites que no deben traspasar, no saben que el star system es, al mismo tiempo, el más grande engañabobos y el más rápido arruinador.
Con vistas a realizar un juicio justo y ponderado sobre su figura, carácter y personalidad, dividiremos este artículo en dos partes: el primer platillo de la balanza mostrará ejemplos de su gran talento natural; en el segundo enunciaré la escasa valoración personal que le sugiere a grandes capas de la población en general.
1. Un brujo del futbol, un hábil regateador, un conseguido0r de copas, honores y títulos, un héroe para los futboleros, un astro de los que nacen pocos, un portento con los pies, un futbolista de extracción humilde que llega al cenit de su carrera y de su profesión.
2. No supo ser un ejemplo para los jóvenes, ni buen padre de familia ni deportista irreprochable. Se creyó intocable para insultar a las aficiones, a las autoridades futbolísticas, al público del otro bando, a los otros genios del futbol, a la prensa que le defendía, a los barcelonistas porque no se rendían a sus encantos, a los italianos del norte porque él militaba en el Nápoles, santo y seña del sur.
Y sobrevino su caída. Le retiraron el crédito y al ídolo ensoberbecido se le vieron los pies de barro. Entonces apareció lo que siempre se había ocultado: su dependencia de la droga, su amistad con la mafia, sus escándalos nocturnos, sus visitas a los burdeles, sus desmesuradas fiestas, rodeado siempre de vividores, sacadineros y mujeres delo famoseo más ruin, de la noche y la farándula. Su presidente, Carlos Menem, quería ponerlo como ejemplo y hasta llegó a nombrarle embajador ejemplar, pero se valió de su figura poco tiempo después para salvarse de diversas acusaciones haciendo que fuera la bolsa de cocaína con la que fue sorprendido el astro en el mismo Buenos Aires lo que ocupara los titulares de los periódicos de su país.
Hay algo laberíntico en el irresistible ascenso y la caída estrepitosa del gran futbolista argentino, un niño grande con los pies y un adulto fracasado que quiso emular a todos los mitos anteriores a él: al Mick Jagger de los jóvenes, a los galanes del cine para las mujeres, al argentino más famoso, el Gardel de los tangos, al Pelé de la magia y hasta al mismo rey de los cielos cuando le llamaban dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s