ARTÍCULO ( y también REFLEXIÓN) : Nuestros políticos

Echa una mirada a nuestros políticos actuales: ¿Te suena la música? ¿ De qué tiempo hablamos?

“La política, en su recio y verdadero sentido, es el arte de gobernar a los pueblos, de dictar buenas leyes, de fomentar las fuentes de riqueza. Esto o cosa parecida puede leerse en los buenos tratados de derecho político pero, por lo visto, nuestros políticos al uso lo han olvidado, o no lo han aprendido o no quieren practicarlo; alguna de estas tres cosas debe de haberles ocurrido. A muchos, seguramente la segunda, porque es notorio que la ignorancia es patrimonio de bastantes políticos de oficio, peste de la Administración y lepra del presupuesto. A otros muchos, es seguro que les ocurre la tercera, es decir, que no quieren practicar la buena política, porque es indudable que conocen el bien pero siguen el mal, porque saben cuál es la conveniencia de la nación y atienden la suya propia. Lo menos corriente es que nuestros políticos hayan olvidado lo que sabían, por lo general Dios los ha dotado de buena memoria; lo que les falta es buena voluntad para estudiar las necesidades del país y energía honrada para atenderlas.
La política al uso, la política en España, no es la que definen los tratadistas, es todo lo contrario. Más que gobernar al pueblo, atiende a gobernar al político, a dictarse leyes en su provecho y a fomentar sus intereses. Es el triunfo feroz del individualismo sobre la colectividad, bien entendido que no se reconoce en tal individualismo más entidad que la del político de oficio. La nación es nada, las leyes un mito, la moral una fórmula vana, la equidad un sueño de almas cándidas cuando todo ello está en lucha con los intereses del político. Éste es ante todo, está sobre todo, lo puede todo y lo dispone todo según su voluntad. Casi siempre el político comienza en el diputado, éste es obra del cacique, y el cacique depende , a su vez, del ministro o del ministrable. Es una organización oligárquica completa, toda una conspiración contra la nación, contra las leyes o contra el derecho del débil, cuando la nación, el derecho y las leyes estorban al político.”

Apareció en “EL PUEBLO, SEMANARIO DEMOCRÁTICO”, periódico regional asturiano, el 6 DE MAYO DE 1905. 109 años después,¿ ha cambiado algo ahora que a los políticos se les llena la boca de la necesidad de cambiar?

( No olvides pinchar en ME GUSTA si te agradó el artículo ).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s